Bienvenido al Sitio Web de la Comunidad Hebrea de Cuba

Gracias al empeño de valiosos compañeros podemos hoy publicar el Sitio Web de la Comunidad Hebrea de Cuba, que tiene el propósito de mostrar la vida en nuestra Comunidad de la manera más cercana a la realidad y recogiendo la mayor información posible sobre la historia, tradiciones, costumbres y peculiaridades de la vida judía en nuestro país.

En el mundo, en estos momentos, existen publicados diversos sitios Web acerca de la Comunidad Judía en Cuba, pero ninguno de estos se ha desarrollado en nuestra Comunidad, por lo que mucha de la información mostrada no siempre refleja las características reales o carece de momentos importantes en el proceso de formación de nuestra congregación.

Con la publicación de este sitio, La Comunidad Hebrea de Cuba, creamos un espacio informativo e ilustrativo de la realidad de los judíos cubanos, un lugar que le permitirá conocer acerca de la historia, grupos, organizaciones y proyectos que se desarrollan en el seno de la comunidad. Así podrán adentrarse en nuestra cotidianeidad y conocer más el quehacer de la vida de la comunidad judía en Cuba.

Cuba y sus judíos

En el año 1893 cuando José Martí luchaba para hacer la guerra necesaria que traería la independencia de Cuba, escribió para el periódico Patria, órgano del Partido Revolucionario Cubano, promotor del movimiento independentista que había fundado en el exilio, un artículo sobre la cuestión racial que estaba amenazando con dañar la unidad de los revolucionarios. De este artículo citamos lo siguiente:

“Eso de racista esta siendo una palabra confusa, hay que ponerla en claro. ¿A qué hombre se le ocurre envanecerse de su raza y creer que tiene derechos especiales por ello? El hombre no tiene ningún derecho especial porque pertenezca a una raza u otra; dígase hombre, y ya se dicen todos los derechos. Todo lo que divide a los hombres, todo lo que los especifica, todo lo que los aparta o acorrala, es un pecado contra la humanidad”.

Estos son conceptos martianos. Son principios sobre los cuales ha sido fundada esta república y forman parte de nuestro espíritu nacional. Nuestro concepto de nacionalidad y ciudadanía, rechaza los viejos prejuicios religiosos y racistas que excluyen toda individualidad étnica o cultural. Han sido, cada vez más, reemplazados por el respeto y el entendimiento mutuos, por la tolerancia y la convivencia que surgen de la compresión humana.

Desde sus orígenes, los dirigentes más inteligentes de la comunidad judía buscaron, a través de sus más lúcidos conciudadanos no judíos, que sus tradiciones y costumbres, religiosas y culturales, fueran comprendidas y aceptadas de un modo natural, como el estilo de vida de un sector de la ciudadanía, que en lo particular constituye una comunidad distinta pero que en lo general es tan cubana como todos los demás.

Y así esta comunidad de inmigrantes que vivieron llegando a Cuba desde el mismo comienzo de la República, fueron formando familias y criando a sus hijos: los primeros cubanos judíos.

Todo lo que ha sido creado por esta comunidad forma parte del patrimonio histórico y cultural de Cuba. El Historiador de la Ciudad de La Habana, Dr. Eusebio Leal Spengler, conoce bien nuestra historia y ha valorado siempre su importancia en el contexto del Centro Histórico.

La inauguración del Hotel Raquel con su ambientación judeo-cubana y su comida de estilo kasher; la exhibición permanente del cuadro “Los olvidados”, pintada por uno de los grandes de la plástica cubana, Víctor Manuel, inspirado en el trágico incidente del buque “St. Louis”, que con más de 900 pasajeros, judíos que perseguidos por el régimen nazi buscaban refugio en Las Américas, tuvo que regresar, al no encontrar donde desembarcar, a la Europa del Holocausto.

El esfuerzo realizado por el Dr. Leal para reproducir la pintura y colocarla en el Hotel Raquel es otro gesto que evidencia su respeto y el del pueblo cubano por las huellas de la presencia judía en Cuba, tal como se ha recogido en el plegable editado por la Fundación Fernando Ortiz bajo la dirección del escritor Miguel Barnet y cuyo lanzamiento se realizó con gran entusiasmo en los primeros días de febrero.

La Comunidad Judía agradece al Dr. Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad, al Dr. Miguel Barnet, Presidente de la Fundación Fernado Ortiz y a la Lic. Maritza Corrales, editora del plegable, por señalar el lugar que ocupa la Comunidad Judía en la historia y en la vida de la República de Cuba.

Dr. José Miller

   
 

Historia

Congregaciones

Sinagogas

Cementerios

 

 
  COMUNIDAD HEBREA DE CUBA | ORGANIZACIONES  | GRUPOS COMUNITARIOS
  PROYECTOS COMUNITARIOS  |  FIESTAS Y CONMEMORACIONES
  VIDA COMUNITARIA  |  QUIENES AYUDAN  | GALERIA  | CUBA, ISLA DEL CARIBE