| Templo Beth Shalom | Adath Israel | Centro Sefaradí |


arriba PATRONATO CASA DE LA COMUNIDAD HEBREA DE CUBA

SINAGOGA: TEMPLO BETH SHALOM

Localización:
Dirección: Calle i Esq. 13, Vedado
Teléfono: 53 7 8328953
Fax: 53 7 333778
E_mail:
beth_shalom@enet.cu

Directiva
Presidente: Dr. José Miller
Vicepresidente: Adela Dworin
Tesorero: Lic. Frida Zaitman
Secretaria: Dalia Goméz

Breve Historia
El 17 de Junio de 1951, indiscutiblemente, es una fecha memorable en la historia de nuestra comunidad desde que en ese día, gracias a la labor tesonera del "Patronato de la Casa de la Comunidad Hebrea de Cuba" fue colocada la primera piedra de nuestro edificio social. Este hecho de gran trascendencia afirmó nuestra personalidad a nuestra raigambre en el país. Nuestros padres llegaron a Cuba con el corazón y la mente conturbados ante el espectáculo que ofrecía el mundo europeo después de la primera guerra mundial: luchas, prejuicios, desolación y miseria. En Cuba encontraron un pueblo generoso, hospitalario, que les abrió sus brazos sin reservas. A pesar de su pequeñez numérica hicieron importantes aportes a la economía y cultura del país.

Pronto se arraigaron y adoptaron con orgullo la ciudadanía cubana. Educaron a sus hijos en el ambiente de su historia, su cultura, sus ideales y les enseñaron a sentir por Cuba en sus afanes, en sus luchas, en sus penas y en sus esperanzas.

Levantaron en La Habana este edificio como nuestro hogar amplio, confortable centro de superación y de cultura. Monumento de piedra, que simboliza el arraigo de los hebreos en la tierra de Martí.

Bajo este techo amplio y acogedor practicamos la religión de nuestros antepasados, funcionan instituciones de beneficencia, de ayuda al enfermo mediante la distribución gratuita de medicamentos, amplia biblioteca, nuestros jóvenes practican deportes, celebramos actos culturales, nuestras fiestas y tradiciones, contamos con una escuela dominical y un centro tecnológico y aquí, en fin, brindamos nuestra casa a todos los hombres de buena voluntad que deseen acercarse a nosotros.

Con esta iniciativa, el 17 de junio de 1951 al levantar la Casa de la Comunidad Hebrea de Cuba fueron abiertos, para los hebreos de Cuba, nuevos horizontes por fundadores de esta institución como Herman Heisler, Isaac Gurwitz, León Hiller, Ben Dizik, Julio Carity, Ida Portnoy y muchos más que harían muy extensa esta relación.

A ellos nuestro homenaje y eterno agradecimiento.

Más información sobre el Patronato de la Casa de la Comunidad Hebrea de Cuba...


arriba SINAGOGA: ADATH ISRAEL

Localización
Dirección: Acosta y Picota, Habana Vieja
Teléfono: 53 7 613495
E_mail:
adath@enet.cu

Directiva
Presidente: Ing. Alberto Zilberstein
Administrador: Luis Roussó

Breve Historia
Setenta y siete años después de haber sido fundada, Adath Israel, sigue siendo fiel a los principios que le dieron origen: fundar un oratorio ortodoxo, vigilar las leyes alimenticias religiosas, organizar una Jevra Kadisha, crear un espacio que contribuya al sustento de nuestra fe y al enriquecimiento del espíritu. Ubicada primeramente en la calle Jesús María No. 103 en La Habana Vieja, se traslada a finales de los años 50 para su segunda y definitiva sede en la calle Acosta esquina a Picota, a sólo unas cuadras del edificio conocido como "El Capitolio" y en el mismo corazón del casco histórico de La Habana.

No han importado los tiempos, o que sea domingo o día feriado, o haya frío o mucho calor, o lluvia e incluso ciclón. Sus puertas, como testigos del tiempo y la constancia, se abren cada día al amanecer para los servicios de Shajarit y no cierran hasta la puesta del sol, una vez concluidos los servicios de Minja y Maariv. No recordamos que algún día haya estado cerrada. Adath Israel es sitio seguro para la estancia, el encuentro, la plegaria, la reflexión, el arrepentimiento sincero y para la comunicación con el mismo Dios de nuestros padres y abuelos. Es sitio con minian seguro para decir un Kadish por el familiar o el amigo ausente. Alegría en Shabat u hogar de duelo en Tisha Be Av. Sus paredes vibran con el clamor del shofar que se escucha como grito hondo y profundo que despierta la bondad de Dios y ¿por qué no?, de nosotros mismos. Y Iom Kipur es el día de encontrar entre nosotros caras no habituales, a veces desconocidas, caras de cualquier parte del mundo persiguiendo el ansiado perdón. Porque así somos los seres humanos, porque también somos así de humanos.

Y a pesar de los aires de renovación del edificio seguimos respirando historia y tradición. Podemos como antaño, en nuestro andar por el desierto, comer en una cabaña durante Sucot, y respirar las exquisitas esencias del lulav o el etrog, o bailar en Simjat Torá con nuestros rollos, festejando nuestra unión a ellos. Porque somos, para nuestro regocijo, el pueblo del libro. Pueblo de raíces profundas, de esperanzas eternas, de sueños gigantes. Y nuestra Casa, tu Casa, está allí, como vínculo perpetuo entre Dios, tu pueblo y Tú.

Más información sobre Adath Israel...


arriba SINAGOGA: CENTRO SEFARADÍ

Localización
Dirección: Calle 17 Esq. E, Vedado
Teléfono: 537 832 6623

Directiva
Presidente : José Levy Tur
Tesorera: Dra. Raquel Marichal

Breve Historia
Para hablar de la presencia de judíos sefaraditas en Cuba, es necesario trazar el recorrido que les permitió arribar a nuestro país. Sefarad es la palabra hebrea que designa a España; de ahí que al judío se origen español se le denomine sefaradita. Durante siglos y siglos, se asume que desde los albores de la era común, los judíos vivieron en Sefarad y desarrollaron su cultura en muchos campos de las artes, las letras, las ciencias y el comercio. Aún en nuestros días pueden escucharse, durante Rosh Hashana y Iom Kipur, las maravillosas y conmovedoras obras de los mejores poetas sefaradíes como Yehuda Halevi e Ibn Gabirol y otros. También en España vivieron y compusieron obras de carácter religioso y filosófico, Maimónides y Najmánides.

Muchas ciudades españolas muestran, incluso en tiempos actuales, la huella dejada por los judíos que vivieron allí. Hubo épocas de verdadero esplendor, pero también de angustias, persecuciones, masacres, pero esa era la tierra querida, añorada, recordada.
Llegó el año 1492 y el fin de la presencia judía en la península ibérica. Se habla que, con el Edicto de expulsión firmado por los Reyes de España, fueron obligados a partir cerca de 300.000 judíos, so pena de ser convertidos al cristianismo o aniquilados. La ruta que siguieron los expulsados se enmarcó en la cuenca del mediterráneo, desde la costa norte de África hasta Yugoslavia, Grecia, Turquía, así como fueron también al norte de Europa, fundamentalmente a Holanda.

De todos los países señalados, fue precisamente en Turquía donde los judíos sefaraditas fueron acogidos en mayor proporción. Esta gran afluencia, conllevó a que este país se beneficiara grandemente en todos los órdenes y permitió muy pronto la preponderancia de los sefaraditas sobre los judíos turcos. El Emperador Bayeceto II llegó a decir en esa época: "Llamáis Rey Sabio a Fernando, a él que empobreció a su propio país, mientras que enriqueció al nuestro". Esta oleada de nuevos inmigrantes se adaptó muy pronto a la tierra que los acogió, y allí sembraron sus costumbres que no dejaron jamás.

Es necesario recordar que la expulsión de los judíos coincidió prácticamente con la partida de la expedición capitaneada por el Almirante Cristóbal Colón, que dio como resultado el descubrimiento del Nuevo Mundo, por lo que en Cuba existe presencia judía desde hace cinco siglos ya que vinieron muchísimos judíos, casi todos conversos, en las expediciones de España a América.

Muy poco o nada se conoce sobre la vida judía durante la época colonial. Los antecedentes de la actual comunidad judía en Cuba tiene como inicio el año 1906 cuando se funda la primera institución por judíos provenientes de los Estados Unidos, la United Jewish Congregation. La primera oleada de sefarditas se produce en los años 1907-1908, proveniente de Turquía y Siria. Es de imaginar la situación en que se encontraron en los primeros tiempos al no contar con un lugar apropiado para sus necesidades religiosas. Conocer que hay otros judíos, en este caso americanos, que no hablan ladino, que tienen otras costumbres, que no los aceptan, conforman un ambiente completamente anormal para los nuevos inmigrantes.

Para adaptarse a la nueva situación, los sefaraditas comienzan a agruparse y eventualmente realizan actividades religiosas con la United Jewish Congregation, pero a la vez van creando las condiciones necesarias para independizarse y formar su propio Kal (Templo). Con respecto al ámbito social, no les va tan mal, pues pueden de cierta manera entenderse con los cubanos en ladino.

Llega el año 1914, momento propicio par la instauración de la congregación sefaradí, debidamente organizada, con el nombre de Unión Hebrea Shevet Ajim. Los años a partir de este momento se corresponden con los hechos militares (léase Primera Guerra Mundial y la Guerra de los Balcanes) . que provocan nuevos arribos de inmigrantes judíos, tanto de Europa como de Turquía, que huyen de esos territorios envueltos en conflagraciones.

Aparte de su sinagoga, los sefarditas ven la necesidad de instituir organizaciones para atender los problemas más acuciantes de sus miembros. Es por ello que se crean, una a una, diferentes agrupaciones: La Sociedad de Beneficencia Bikur Jolim para atender a los enfermos; la Jevra Kadisha para cumplir con el sagrado deber de dar sepultura a sus muertos; y la escuela "Teodoro Herzl" para la instrucción educacional, como vía para transmitir los valores del judaísmo a las futuras generaciones; figuraron entre las primeras instituciones comunitarias que se organizaron.

 

   
 

Historia

Congregaciones

Sinagogas

Cementerios

 

 
  COMUNIDAD HEBREA DE CUBA | ORGANIZACIONES  | GRUPOS COMUNITARIOS
  PROYECTOS COMUNITARIOS  |  FIESTAS Y CONMEMORACIONES
  VIDA COMUNITARIA  |  QUIENES AYUDAN  | GALERIA  | CUBA, ISLA DEL CARIBE